PATOLOGÍAS OCULARES COMO OBSTÁCULOS A LA PROFESIÓN HABITUAL

PATOLOGÍAS OCULARES COMO OBSTÁCULOS A LA PROFESIÓN HABITUAL

Ojos

Nuestra cliente, administrativa de profesión, sufría importantes patologías oculares, que incluían hipertensión en el ojo izquierdo y enucleación en el ojo derecho, en el seno del síndrome de Sturge-Weber (SWS), que evolucionó con desprendimiento total de la retina del ojo izquierdo, catarata, glaucoma, conjuntivitis irritativa y fatiga ocular. Comoquiera que se veía imposibilitada para aplicarse a su trabajo, pues que tales circunstancias le impedían, desafortunadamente, el ejercicio de su profesión, instó la declaración de invalidez.

El Instituto Nacional de la Seguridad Social, no obstante, despachó esta solicitud con una negativa rotunda, rechazando que esta señora sufriese dolencias tales que mereciesen la declaración de incapacidad permanente «en ninguno de sus grados», y, que en ningún caso –seguía diciendo la entidad gestora– suponían reducciones anatómicas o funcionales en grado suficiente para disminuir su capacidad laboral y –por si no fuera bastante– que para el desarrollo de sus cometidos laborales no precisaba de gran campo visual. La posición de la Administración pública resultaba en este proceso sorprendente, toda vez que el SWS es una malformación vascular invalidante que, por lo común, se cataloga entre las enfermedades raras, acompañada de anomalías oculares y neurológicas y deterioro psicomotor, con evolución incierta.

Pues bien, el Juzgado de lo Social Nº 1 de Santa Cruz de Tenerife declaró, con argumentos impecables que, muy contrariamente a la tesis del Instituto Nacional de la Seguridad Social, nuestra cliente sí estaba afecta de incapacidad permanente, en grado total. Mas no conforme aún el citado organismo, recurrió en suplicación y su recurso ha sido al fin rechazado por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias, en sentencia Nº 326/2015, de 28 de abril, que, acogiendo nuestros argumentos, mantiene que el concepto de profesión habitual, con vistas a la calificación de la invalidez, no equivale a un determinado puesto de trabajo, sino a aquélla que el trabajador está cualificado para realizar y a la que la empresa la ha destinado o pueda destinarla en movilidad funcional.

1 julio 2015 / GAC Actualidad

Share the Post

About the Author

Comments

No comment yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

PATOLOGÍAS OCULARES COMO OBSTÁCULOS A LA PROFESIÓN HABITUAL

PATOLOGÍAS OCULARES COMO OBSTÁCULOS A LA PROFESIÓN HABITUAL

PATOLOGÍAS OCULARES COMO OBSTÁCULOS A LA PROFESIÓN HABITUAL

Carrito

  • No hay productos en el carrito.